La marca de una empresa la podemos entender como el simple nombre de esta, compuesto por una palabra y un logo que intentan que el consumidor identifique y recuerde. Pero la marca de una empresa tiene que convertirse en mucho más que eso, tiene que trasmitir unos valores, incluso se le puede atribuir una identidad, una forma de ser, una forma de comportarse y hasta una forma de pensar. Los valores corporativos y los sentimientos que estos pueden llegar a transmitir son las claves del éxito y determinarán de qué manera la marca quiere ser conocida y reconocida en el mercado.

Hay marcas que para transmitir sus valores corporativos, usan el deporte o a los deportistas en sus campañas publicitarias con el objetivo de asociar sus propios valores de marca con los valores del deporte o deportista en cuestión. Marcas como Redbull han sabido utilizar muy bien los deportes extremos o de aventura para reforzar su propia imagen corporativa y trasmitir así sus valores (adrenalina, juventud, energía, riesgo) a través de las emociones que estos deportes generan en su público objetivo, los consumidores jóvenes. Redbull además está siempre detrás de numerosas competiciones y eventos deportivos como el skate, el esquí extremo o el surf e incluso crea sus propios eventos y contenidos. 
 
 
 

El surf como parte de la estrategia de marketing 

Ahora que ya tienes más claro qué son los valores de una marca, entremos en materia. Cada vez son más las marcas que deciden asociar y transmitir sus valores a través de los deportes, pero si hay un deporte que últimamente lo encontramos hasta en la sopa y está presente en casi todas las campañas publicitarias, es el surf. De hecho, es difícil que todavía no hayas visto algún tipo de publicidad (del tipo que sea) que incluya surferos o tablas de surf. 
 
Pero lo que más me llama la atención de todo esto y donde quiero centrar la reflexión, es que algunas marcas intentan vincularse de alguna forma con este deporte simplemente por el hecho de que «es lo que se lleva ahora» aunque sus valores corporativos y su imagen de marca no tengan absolutamente nada en común con los valores de este deportePero ¿todo vale? ¿Cualquier marca debería de usar cualquier deporte para vincular sus valores? ¿Son los valores del surf realmente atribuibles a todas las marcas? ¿De qué modo afecta esto a la propia marca y al deporte en cuestión?
 
Recordemos por un momento aquel anuncio de Chanel con Gisele Bündchen bajando una ola en «Fiji» de 3 metros sin leash y sin parafina en una tabla «tuneada» más resbaladiza que una piel de plátano.
 
 

chica con tabla de surf www.laopinion.com

¿Están los valores de la marca de lujo Chanel en armonía con los valores del surf, su filosofía y su estilo de vida? No sé a vosotros pero a mi me cuesta ver la conexión. Y no solo Chanel, otras marchas como Tommy Hilfiger, Polo o Lacoste también ha visto en esto del surf todo un mundo por explotar. Desde marcas de ropa, productos de cosmética o incluso patatas fritas, parece que todos quieren sacar tajada pasandose los valores corporativo por el forro.
En definitiva, vincular estos valores corporativos a los deportes es una estupenda y eficaz herramienta de Marketing, de hecho animo a las empresas a hacerlo, pero desde mi punto de vista debería de haber una coherencia o conexión, alguna justificación que vaya más allá «de la moda». Por lo que puede que quizás todo valga o puede que quizás no.
 
 

2 Comentarios

  1. Me encanta. Yo también he dedicado una entrada a «El surf en el mundo de la publicidad». Lo que encontré es que ya hace años Kodak y Cimarrón aprovechaban el auge del surf. El postureo ha existido siempre y seguirá existiendo. Intentar alinearse con los valores del surf, la libertad, superar retos, ser uno con la naturaleza… tiene mucho postureo en algunos casos pero incluso los que surfeamos pecamos de Ego y postureo en ocasiones. Viva el surf 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *