coche de caballos que visitar en Viena

Si tuviera que escoger dos palabras que describieran lo que trasmite y refleja la ciudad de Viena, serían sin duda: majestuosidad y elegancia. 

Todavía recuerdo la agradable sensación que me producía pasear por sus calles, con el famoso Danubio azul como banda sonora y donde la belleza arquitectónica de la ciudad se ve reflejada en cada rincón, cada edificio o cada puente. 

Pero si hay algo que tienes que visitar en Viena y que no encontrarás en otras ciudades son sus encantadores cafés. Porque si hay algo que de verdad caracteriza y hace especial a esta ciudad con tantos siglos de historia a sus espaldas, es su tradicional cultura de los cafés

Históricamente, se trataba de puntos de encuentro donde en el siglo XIX grandes escritores, artistas, compositores o políticos se reunían para llevar a cabo grandes debates literarios y reflexiones sobre la vida envueltos en un ambiente señorial a la vez que acogedor, así como un lugar de trabajo para numerosos escritores como Franz Kafka o el revolucionario León TrotskiAunque los primeros cafés se abrieron durante el Imperio Otomano, fue en el signo XIX donde tuvieron especial auge.

Hoy en día, los cafés forman parte de la cultura vienesa y siguen siendo lugares emblemáticos que visitar en Viena, y es que en esta ciudad los cafés son mucho más que eso, son espléndidos lugares con encanto donde el tiempo se detiene y hacen que te sientas como una especie de viajero en el pasado.

Por si no lo sabías, están declarados desde 2011 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad, así que si estás pensando en qué visitar en Viena, ¡toma nota! 

3 inspiradores cafés que visitar en Viena de los que te enamorarás

He leído algunas críticas que se quejan sobre los precios que tienen estos cafés, y es que hay que reconocer que baratos precisamente pues no son. (Aún sigo esperando las vueltas de ese billete de 10 pavos que se auto embolsicaron por una porción de tarta Sacher y un té negro con leche que pedí). Pero ese no es el tema, la cuestión es que la historia se paga y si hay una cosa que debes de tener presente, cuando vayas a un café vienés de esta índole, es que no pagas solamente por lo que tomas sino por el lugar donde lo tomas, y yo personalmente volvería una y mil veces. Mis recomendaciones de los cafés que visitar en Viena:

  • Café Central. Este fue el primer café que visité durante el mes que estuve viviendo en la ciudad, me llevó mi compañera de piso por aquel entonces (Elisabeth, una chica austríaca muy maja y agradable) y se trata de un precioso edificio de estilo neorrenacentista donde antiguamente se encontraba la Bolsa de Viena. El Café Central cuenta con más de 130 años a sus espaldas, abrió sus puertas en 1876. El caso es que no se si es su decoración, su mobiliario, su techo, su pianista o sus camareros vestidos a la antigua usanza pero hacen que sintieses esa nostalgia de la Europa de principios del siglo XX.
  • Café Landtmann. ¿Sabías que Sigmund Freud era cliente habitual de este café? Pues sí, el mismísimo padre del psicoanálisis frecuentaba el Café Landtmann donde adoctrinaba durante horas sobre la histeria. De hecho, se encuentra a escasa distancia de la que fuera su vivienda.

interior del cafe landtmann

  • Café Central. Este café comparte nombre con la legendaria y exquisita tarta Sacher, y es que es aquí donde surgió todo. Fue en 1.832 cuando Franz Sacher, un joven aprendiz de repostería de 16 años la preparó para deleitar al príncipe Klemens Wenzel von Metternich y que posteriormente, se convertiría en la famosa tarta Sacher.
Estos son mis 3 cafés preferidos pero hay cientos más que visitar en Viena, como el Café Demel que por ejemplo es el más antiguo de la ciudad.

 

Así que ya sabes, si visitas Viena en alguna ocasión recuerda que estos lugares repletos de historia merecen cuanto menos una parada obligatoria.

 
¿Te gusta lo que lees? Compártelo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

One Comment

  1. Pingback: Qué ver en Viena en 2 días: 6 lugares imprescindibles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *