Algo que no le falta a Alemania, son castillos. Y es que se calcula que actualmente existen más de 25.000 castillos en el país, muchos de ellos capaces de dejar a más de uno con la boca abierta. Entre la larga lista de castillos impresionantes que merece la pena visitar en Alemania, no podemos pasar por alto el romántico Castillo de Heidelberg.


Heidelberg es una pequeña ciudad situada a orillas del río Neckar, en el suroeste del país. Esta ciudad está considerada además como una de las ciudades más bellas de Alemania y sinceramente no me extraña en absoluto, pasear por sus pintorescas calles empedradas es todo un placer para los sentidos. Ya lo decía Goethe, «Heidelberg tiene algo ideal». Y es que esta bucólica ciudad tiene un encanto especial, una mezcla de aire cultural e inspirador marcado por un fuerte carácter universitario. De hecho, la ciudad cuenta con unos 25.000 estudiantes que suponen un quinto de la población. Su universidad, fundada en 1386, es la más antigua de Alemania y una de las universidades de investigación más sólidas de toda Europa.

Visitar el Castillo de Heildelberg

El Castillo de Heidelberg es sin duda alguna, el monumento más representativo de la ciudad. Algunos lo consideran como uno de los castillos más románticos de Alemania y tampoco me extraña, en él se han inspirado personajes tan ilustres como el escritor Víctor Hugo o el pintor William Turner que se inspiró en Heidelberg para pintar algunos de sus mejores paisajes.

Este castillo fue la sede de los Príncipes Electores del Palatinado durante cinco siglos y actualmente se encuentra parcialmente derruido. A diferencia de muchas ciudades alemanas, Heidelberg surgió de la Segunda Guerra Mundial casi ilesa, pero en 1693 durante la guerra de los Treinta Años, el castillo fue completamente destruido e incendiado por los franceses. A pesar de estar en ruinas, el Castillo de Heidelberg sigue atrayendo aproximadamente un millón de visitantes cada año, llegando a ocupar el segundo lugar entre las 100 principales atracciones de la Junta de Viajes Alemana en 2016.

Durante el recorrido por la fortaleza, te recomiendo que hagas una parada en una pequeña bodega donde se encuentra el barril de vino más grande del mundo, fabricado con la madera de 130 robles, donde caben alrededor de unos 222.000 litros de vino. También se puede visitar el interesante Museo de Farmacia Alemana. Cuenta con muchos siglos a sus espaldas y en él se exhiben alrededor de 20.000 objetos que representan dos mil años de historia farmacéutica alemana.

Horario y tarifas para visitar el Castillo de Heidelberg

Tarifas

  • Precio normal: 8,00 €
  • Precio reducido: 4,00 € (niños de 6 a 14 años, estudiantes hasta 28 años presentando el carnet de estudiante)
  • Visita guiada interior: 4€
  •  

Horario

  • El Castillo de Heidelberg está abierto de lunes a domingo de 8:00 a 18:00
  • 24 de diciembre cerrado a partir de las 13:00
  • 25 de diciembre cerrado durante todo el día

¿Qué visitar en Heidelberg?

Además del castillo de Heidelberg, hay numerosos puntos de interés digno

  • El puente antiguo Karl Theodor Brücke. Es el puente más visitado de la ciudad y uno de los iconos de Heidelberg ya que posee una gran importancia tanto arquitectónica como cultural. De hecho, ha sido inmortalizado en gran cantidad de poemas y pinturas. El mejor momento para visitarlo es por la mañana bien temprano para obtener dado que suele ser un lugar bastante concurrido.
  • El Casco histórico (Altstadt). La mejor forma de descubrir Heidelberg, es callejear por sus rincones y descubrir antiguos edificios que aún conservan la belleza y el estilo de la época. Es un lugar con muchísima vida, perfecto para recorrer a pie y hacer alguna parada en una de sus agradables terrazas.
  • Paseo de los filósofos o Philosophenweg. Se trata de un sendero lleno de naturaleza que se eleva colina arriba y donde se pueden contemplar unas espectaculares vistas del río Neckar, del Castillo de Heidelberg y de la ciudad vieja. Su nombre se debe a los grandes pensadores, filósofos o maestros del pensamiento que recorrieron este sendero y que sirvió de inspiración a numerosos músicos y artistas. 
  • Cárcel de los estudiantes o Studentenkarzer. En un edificio barroco situado en la parte posterior de la antigua universidad de Heidelberg, se encuentra una pequeña cárcel donde los estudiantes fueron encerrados temporalmente por delitos menores. La cárcel estuvo en uso desde la década de 1770 hasta la Primera Guerra Mundial. Aquí se encerraba a los estudiantes por comportamientos de ebriedad, chistes sobre las autoridades de la universidad o de la ciudad entre otros motivos. La pena mínima era de tres días con dieta de pan y agua y se podía salir sólo por motivo de examen.

 

www.lightsniper.de

¿Dónde comer en Heidelberg?

  • Vetter’s Alt Heidelberger Brauhaus. Se trata de un restaurante-taberna típico alemán que fabrica su propia cerveza y donde se pueden degustar platos alemanes como el Schnitzel o el Eisbein (Codillo).
  • Restaurante vegetariano Die Gruene Kueche. Una excelente opción para los amantes de la comida vegetariana, se trata de un buffet de platos vegetarianos, con gran variedad de ensaladas
  • Kulturbauerei. Es un restaurante de cocina tradicional alemana con un un salón muy grande pero acogedor, también elaboran cerveza y disponen de muchos tipos y variedades.

Si todavía no has visitado Heidelberg, toma nota y añádela a tu lista porque esta ciudad es uno de esos lugares apasionantes que se quedan contigo para siempre. Los que me conocéis sabéis que tengo especial debilidad por este país y ciudades como esta son uno de los motivos. Mi recomendación es que visites la ciudad en primavera cuando la vegetación se encuentra en toda su esplendor, además los días son más largos y se pueden aprovechar mucho mejor los días. La ciudad es relativamente pequeña por lo que en un fin de semana tendrás más que suficiente.

Si necesitas más información sobre el Castillo de Heidelberg, la encontrarás su sitio web oficial: schloss-heidelberg.de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *