viajar en furgoneta camper en el bosque

Viajar en furgoneta es sinónimo de viajar en libertad, nos convierte en dueños de nuestro tiempo y de nuestro rumbo. La furgo se convierte en mucho más que un simple medio de transporte, se convierte en un hogar, en una especie de caracol diesel que nos lleva de aquí para allá con la casa a cuestas. Nos regala despertares que ni el mejor de los complejos turísticos podría proporcionarnos y nos permite acceder a rincones maravillosos y entornos naturales que viajando de otra forma sería casi impensable.

Vivimos donde queremos, vamos a donde nos gusta, exploramos cuando nos da la gana y dormimos cuando estamos cansados, no hay más reglas que las que nos establecemos para nosotros mismos.

4 Razones para viajar en furgoneta camper

Como todo en esta vida, las cosas no siempre son idílicas y maravillosas y viajar en furgoneta no iba a ser menos. Esta forma de viajar y de vivir tiene también sus contras que debes de conocer antes de lanzarte al mundo furgonetero, pero de eso hablaremos en otro post. Hoy quiero contarte 5 razones que hacen que viajar en furgoneta camper sea una auténtica gozada:

Desconectar para poder reconectar

Esta forma de viajar o incluso de vivir te obliga a cambiar el ritmo de vida. Como la mayoría de las personas que pertenecemos a la generación digital, vivimos nuestro día a día con la tecnología, el acceso a Internet y las redes sociales casi las 24 horas del día, los 7 días de la semana, creemos que debemos estar siempre conectados y disponibles en todo momento cuando en realidad depende de nosotros mismos tomar la decisión consciente de si nos dejamos distraer por el mundo virtual en lugar de vivir el mundo real. Viajar en furgoneta te permite descubrir que la batería del móvil puede durarte más de un día y de que existe mucho más que estar «en línea».

Te ofrece la perspectiva de lo que realmente importa

Otra de las cosas que más me gusta y más aprecio de viajar en furgoneta es que te abre los ojos y la mente, te enseña a vivir con mucho menos de lo que estamos acostumbrados en nuestra ajetreada vida diaria y amar lo que tienes más que nunca. Es curioso como poco a poco muchas cosas de las que tienes empiezan a parecerte totalmente prescindibles, cosas con las que pensabas que sin ellas no podrías vivir. Definitivamente este estilo de vida te ayuda a poner las cosas en perspectiva y a ver más claramente que es lo que realmente carece de importancia en la vida.

vaso en la naturaleza

 Viajar en furgoneta te acerca a la naturaleza

Se dice que todos los humanos tenemos una especie de conexión neurobiológica con la naturaleza. Está demostrado que estar en contacto con ella nos proporciona bienestar físico y mental. Y no puedes estar más en contacto en la naturaleza que vivir en ella. Hacer vida y viajar con furgoneta requiere que cocines, laves los platos y hagas tu vida cotidiana en ella. Siempre pienso que no importa lo mal que me sienta en un día cualquiera, el océano tiene siempre el poder de curar casi cualquier cosa.

Las mascotas sí son bienvenidas

En muchas ocasiones renunciamos a ciertos viajes porque no podemos llevar a nuestras mascotas con nosotros y no tener a nadie que se quede con ellas. Y es que por desgracia todavía no suele ser fácil encontrar establecimientos turísticos que acepten mascotas, para viajar en avión ya ni te cuento  las restricciones que imponen las compañías aéreas para poder subir mascotas a bordo.

Por eso, viajar en furgoneta camper puede ser una excelente alternativa de viaje para los amantes de los animales, de hecho, la empresa de alquiler de autocaravanas Indie Campers se ha convertido en la primera que permite viajar con mascotas por toda Europa y sin límite de kilómetros…  punto positivo para Indie Campers.  Para viajar en furgoneta con tu mascota solo has de tener en cuenta una serie de recomendaciones y consejos que te contaré en otro post. viajar en furgoneta con perros  En conclusión, viaja. Me da lo mismo si es en avión, furgoneta o tren pero viaja y no olvides que al fin y al cabo «las mejores cosas en ésta vida, no son cosas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *